Melancolía

Hoy estoy melancólica, y me apetece compartir lo que siento. Para mi este blog, y en general escribir, no es solo para hablaros de lo que me pongo o me compro, ni siquiera para aconsejar sobre moda, es una forma de escape. De expresar lo que siento, y hoy el cuerpo me lo pide.

Elena Moreno

Elena Moreno

Elena Moreno

Elena Moreno

Elena Moreno

Elena Moreno

Elena Moreno

Elena Moreno

Todavía me quedan un par de años de carrera, pero a la velocidad que se me han pasado estos tres no creo que tarde mucho en llegar el día en el que salga por la puerta de la Universidad y me enfrente a terrible exterior que se presenta actualmente.

Pero hoy no es mi futuro profesional lo que más me preocupa, sino cerrar una etapa más. Evidentemente yo, como os digo, todavía no la cierro pero hay gente que ha sido muy importante para mi en estos años, y lo son hoy, que sí lo hacen. Esto supone que otra vez me toca plantearme un futuro incierto. Nueva York, Japón, Dublín, Inglaterra y Canarias. Esos lugares van a estar ,a partir de muy poco tiempo, diariamente en mi cabeza. Estéis donde estéis, si puedo ir a visitaros, no dudéis que lo haré. Prometo acordarme de vosotras todos los días y llamaros siempre que sea posible. Por supuesto, espero que en cada uno de los momentos clave de mi vida futura estéis ahí y yo espero estar también en los vuestros.

Creo que la frase “para lo que necesites” ya sobra. Cada una de vosotras formáis una parte muy importante de mi vida y no quiero que dejéis de hacerlo. La distancia no es el olvido, solo es un obstáculo en el camino, recuérdalo. Si tú, y tú, y tú,… cada una de las que estáis leyendo esto y os estáis sintiendo identificadas.

Ya no volveré a llamar a tu puerta para hablar contigo, porque no vas a estar. Ya no volveré a pasarme por tu cuarto y tumbarme en tu enorme cama, porque estarás lejos labrándote un futuro para montar algo grande juntas. Ya no volveré a reírme como me río cuando me cuentas tus hazañas, ni a ir a tu piscina, ni llamarte loca por cada una de las cosas que haces a diario. Ya no volveré a darte un abrazo, encontrarte en cafetería y alegrarme tanto de verte porque no te pasas por clase ni un día. Y tampoco volveré a secarte las lágrimas cuando llegues a clase mal, ni a llamarte loca a ti también cuando tu padre se enfade por llegar tarde a casa. No volveré a tomarme mojitos de 5 euros en la Latina con vosotras, ni me volveré a sentar a vuestro lado en un examen, ni en clase, ni volveré a hacer un trabajo con vosotras, ni iré más a Graft,… así infinidad de cosas que prefiero no recordar para no llorar (que ya me llegará el momento). Tampoco volveré a grabar vídeos en casa haciendo vioclips con vosotras, ni a matar “cucarachas voladoras” que acaban siendo polillas. No volveré a tumbarme en vuestra cama y acabar dormida, ni me volveréis a echar la bronca por dormir, ni habrá más consejos de sabias, ni volveremos a esconder vuestros regalos haciendo peripecias para que no os enteréis, cuando en realidad ya os habéis dado cuenta.

Pero niñas, no pasa nada. Porque lo que viene será distinto, pero puede ser incluso mejor.

Os quiero, a todas y cada una de vosotras. Gracias una vez más por formar parte de estos años tan bonitos.

Cayetana de Ozámiz Diéguez

Anuncios

One comment

  1. Tu cama preferida · mayo 17, 2013

    eres tan linda 🙂 espero que no se te olvide que tu y yo tenemos algo grande entre manos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s